"Las montañas no son estadios donde satisfago mi ambición de logros, son las catedrales donde practico mi religión. Desde sus majestuosas cimas veo mi pasado, sueño el futuro y, con una inusual agudeza, experimento el momento presente... En las montañas yo celebro la creación. En cada viaje a ellas, nazco de nuevo." Anatoli Bukréyev.

domingo, 18 de octubre de 2015

Senda del Gigante de Valle Estrecho (Montaña Palentina)

Ruta lineal de corta longitud (menos de 5 kilómetros entre ida y vuelta) y preciosas vistas en la montaña palentina.


La Senda del Gigante de Valle Estrecho es un sendero señalizado que, más que una ruta de montaña, podríamos considerarla un agradable y sencillo paseo apto para todos los públicos, ideal para realizar en familia.

La excursión parte del aparcamiento habilitado (con panel explicativo incluido) que se encuentra en la carretera que une Santibáñez de Resoba y La Lastra.

El sendero, que enseguida va ganando altura, discurre por terreno despejado que ofrece buenas vistas de los bosques y las montañas cercanas (Espigüete, Santa Lucía,...). 


Más adelante, el cartel indicativo nos señala el camino a seguir hacia el primero de los dos miradores que visitaremos en esta ruta, en este primer caso el mirador de la Peña del Águila, con buenas vistas de la Sierra de la Peña y de Peña Redonda.

Seguimos el trazado del sendero hacia el mirador del Caldacio, punto final del camino de ida.


La vuelta será por el mismo camino hasta llegar a un cruce en el que podremos optar por regresar al aparcamiento sin tener que volver al mirador de la Peña del Águila.


La ruta está perfectamente señalizada, se puede hacer en poco más de 1 hora (ida y vuelta sin paradas) y tiene un desnivel suave, por lo que es recomendable para cualquier persona.

Peña Redonda, al fondo

1 comentario:

  1. Por si fuera de interés para usted o para sus compañeros de rutas, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar