"Las montañas no son estadios donde satisfago mi ambición de logros, son las catedrales donde practico mi religión. Desde sus majestuosas cimas veo mi pasado, sueño el futuro y, con una inusual agudeza, experimento el momento presente... En las montañas yo celebro la creación. En cada viaje a ellas, nazco de nuevo." Anatoli Bukréyev.

domingo, 30 de octubre de 2016

Cueva del Cobre y circo glaciar de Covarrés

La Cueva del Cobre fue considerada durante años como el nacimiento del río Pisuerga. Sin embargo, no es en esta impresionante oquedad donde nace realmente el río, cuyos orígenes se sitúan cientos de metros aguas arriba, en la zona del circo glaciar de Covarrés, a los pies de la cara norte del Valdecebollas, donde pequeños arroyos y algunas lagunas van filtrando el agua que más abajo sale de la cueva.

Esta ruta pretende visitar ya no solo la Cueva del Cobre, que por sí misma sin duda merece la pena conocer tras recorrer los apenas 6 km que la separan del pueblo de Santa María de Redondo, sino también adentrarse en el paisaje de alta montaña donde comienza a tomar forma el río Pisuerga.

Entrada a la Cueva del Cobre

La ruta parte del aparcamiento habilitado a la salida de Santa María de Redondo. Allí mismo se ubica un panel indicativo como carta de presentación de PR "Senda de Fuente Cobre", bella excursión parcialmente circular de unos 12 km, apta para todos los públicos y perfectamente señalizada.

Robledal camino de Cueva del Cobre

El camino, que al principio es pista para más adelante convertirse en senda, no presenta dificultades y discurre a través de un hermoso bosque donde predomina el roble, pero donde también está presente el haya, el acebo, el mostajo, el avellano y el abedul.

Esplendor otoñal

En aproximadamente 1 hora y media llegamos a la cueva, cuyas dimensiones ya impresionan en un primer momento. La cavidad presenta una entrada descomunal que sirve de preludio a lo que en su interior vamos a encontrar: una oquedad de enormes dimensiones donde la oscuridad es acompañada por el rumor del río Pisuerga, que con incipiente brío comienza su andadura hacia la llanada castellana y hasta el río Duero, donde finalmente desemboca tras casi 300 kilómetros de recorrido.

Laguna próxima a la base del Valdecebollas
Merece la pena adentrarse en la cueva y, en silencio, admirar esta magnífica obra escultórica fruto de la acción erosiva del agua a través de los tiempos.

La Fuente del Cobre bien podría ser el final de un hermoso paseo con un final que compensa con creces el modesto esfuerzo necesario para completarlo. Pero, deseosos de deleitarnos con las vistas que, unos metros más arriba, podemos obtener de las cumbres de la montaña palentina y los cercanos Picos de Europa, seguimos un sendero que va ganando altura de manera acusada sobre la entrada de la cueva.

Flor "robameriendas"

Después, ya sin senderos trazados, nos dirigimos en dirección SE hacia la cara norte del Valdecebollas, en cuyas proximidades hay varias pequeñas lagunas y regatos que, filtrando sus aguas, van dando origen al mencionado río.


El regreso lo haremos volviendo a la cueva, desde donde parte el camino de vuelta, también bien señalizado, hacia el aparcamiento.



Track de la ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15291005

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada